El Grupo Perelada en los últimos años ha iniciado un proyecto de expansión impresionante, adquiriendo bodegas estratégicas como la absorción de Chivite y otras propuestas en donde el concepto vitivinícola para elaborar grandes vinos singulares han marcado la pauta de la inversión.

En el valle del Najerilla en la Rioja Alta, un grupo reducido de viticultores construyeron en el año 1999 esta bodega, que más tarde en el año 2014 es adquirida por el Grupo Perelada. La bodega en sí, no es grande, ni tan siquiera alberga en su interior elementos de tecnología puntera para la elaboración de vinos. La estrategia, el tesoro, se encuentra en las 45 hectáreas de viñedo en donde muchas de sus viñas, sobre todo de Garnacha, superan los 80 e incluso los 100 años de edad. Viñedos, algunos de ellos posiblemente prefiloxéricos, que con el aporte del río Najerilla, afluente del río Duero, dan lugar a una cepas de bajo rendimiento, pero de una superlativa calidad.

Las variedades autóctonas de La Rioja como Tempranillo, Mazuelo, Viura, Malvasía y la mencionada Garnacha son las únicas que se han plantado en estos viñedos, al que se le une otras 10 hectáreas más con contrato de larga duración en la que los técnicos del Grupo Perelada controlan al 100%. Bodegas Fin de Siglo no es una bodega para dimensionarse, sino para elaborar vinos singulares y de prestigio. El tiempo, elemento fundamental, para cimentar los grandes proyectos ha hechado a andar y seguro que tras las dos referencias presentes en el mercado: XIII Lunares y XIII Lunares reserva saldrán otras, que prestigiarán aún más este ilusionante proyecto. Dejemos pues que “el tiempo” haga su trabajo.

 

Bod. Fin de Siglo

Carretera Tricio nº 16

Arenzana de Abajo (La Rioja)

 

R.G.Q.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí