EL PARAJE EL MONTE EMBRIÓN DE MONTE REAL, BODEGAS RIOJANAS

0
1376

Como ya avanzamos en el artículo publicado el 19 de febrero la marca Monte Real es el resultado de los trabajos realizados por el entonces enólogo Gabriel Larrendant, desde antes de 1933, cuando sale la primera botella elaborando y envejeciendo vino exclusivo del paraje El Monte. Un día subió al despacho con un vaso de vino y una botella Borgoña para dárselo a Don Ramón Artacho y éste le indicó que este vino ya tenía nombre: “Monte, como el viñedo de origen y Real, por su excelente calidad”. Un vino, pues, que nace de las parcelas de El Monte. Terrenos arcilloso-calcáreo con abundante canto rodado. De esta forma los excesos de lluvia se van hacia las capas internas del terreno y no lo aprovecha en exceso la vid, siendo los granos de uva más pequeños y más sueltos. Así, tenemos más porcentajes de hollejo de donde se extrae el color y los precursores aromáticos obteniendo vinos con más color y aroma más concentrado característico de los vinos Monte Real, además de cuerpo, fruta negra y sólida personalidad.

Los vinos Monte Real se han mantenido fieles al terruño del paraje El Monte en Cenicero desde su creación en 1933. Son vinos monovarietales 100% Tempranillo, salvo curiosamente en la mítica añada Gran Reserva de 1964, la primera que Felipe Nalda padre elaboró como enólogo de Bodegas Riojanas: “Nunca pensé que esa cosecha iba a dar tantas satisfacciones, pues en aquella época no disponíamos de la tecnología y los controles que hay actualmente para facilitar el trabajo enológico. Entonces lo tenías todo en la cabeza y la elaboración exigía un gran esfuerzo, particularmente en aquella cosecha tan abundante, en que tomamos la decisión de alquilar 14 pequeñas bodegas a cosecheros del pueblo para elaborar cuanto pudiéramos”.

Las variedades utilizadas entonces fueron un coupage de Tempranillo, Mazuelo y Graciano de la finca originaria de la gama.

Otro de los acontecimientos que dieron un giro en estos vinos icónicos de Rioja surge a partir de Monte Real Gran Reserva 2005. Es el momento en el que Emilio Sojo y su equipo se dieron cuenta de que el cambio climático estaba afectando al estilo de vinos de la bodega. Para esta añada se usaron bayas de Tempranillo del paraje El Monte en parcelas situadas a 430 metros de altitud y de edad media de unos 35 años.

Desde principios de esta década, Monte Real ha dado un giro casi radical y ha comenzado  a crear vinos alejados de las largas crianzas Reserva y Gran Reserva; una de las características de su hilo fundacional en 1933, con el fin de dar respuesta a las demandas de nuevos segmentos de consumidores, que buscan la máxima intensidad de la fruta sin dejar de elaborar sus vinos Origen de la marca: Monte Real Reserva de Familia, Gran Reserva y nace pues, los considerados Monte Real Vanguardia integrados por las marcas: Monte Real Cuvée, Tempranillo Blanco, Garnacha y Cepas Viejas. Nuevas tendencias que conviven con el respeto y calidad de los Monte Real icónicos de la gama Origen.

 

Ricardo G.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí