Tras la sequía y las heladas de 2017, que provocaron una significativa reducción de la producción, la campaña 2018 ha iniciado una importante remontada con un incremento respecto al año pasado de un 25,95%. La cosecha de uva controlada por la D.O. Bierzo ha ascendido a un total de 11.275.190 kilogramos.

Los vinos de esta campaña van a tener un grado alcohólico menor, y serán más frescos y atlánticos, que en la campaña anterior debido al verano fresco y húmedo registrado. La uva ha presentado unos parámetros de pH y acidez muy buenos que favorecerán la calidad de los vinos y su carácter varietal. El 96,98% (10.934.625 kgr.) de la producción se ha destinado para la elaboración de vinos con Denominación de Origen Bierzo.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí