La vendimia 2018 de la D.O. Montsant, que arrancaba el 22 de agosto y se ha alargado hasta los últimos días de octubre debido a las importantes diferencias existentes entre las zonas que  conforman la denominación de origen, ha finalizado con un incremento de producción, tal y como se esperaba.

La presidenta de la D.O. Montsant, Pilar Just, afirma que desde el consejo regulador consideran que esta ha sido una muy buena vendimia por lo que respecta a la producción y el estado sanitario de la uva, e insiste en la importancia de los programas de control, que se han llevado a cabo para garantizar el origen y poner en valor al Montsant: “el hecho de la obligatoriedad de entrar las pesadas de vendimia por parcela es una garantía que nosotros validamos con nuestro programa de control en el campo” apuntó Pilar Just.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí