Detrás de esta bodega se esconde una parte fundamental de la historia de la viticultura de La Axarquía contemporánea. En 1927 Juan Muñoz Navarrete con siete botas pequeñas de roble vendía el vino dulce a granel de la zona. Su hijo Antonio siguió con la tradición familiar y en 1963 revolucionó el sistema de graneles de la comarca e inició el embotellado de una parte de sus elaboraciones.

Quién no recuerda esa botella oscura con su etiqueta de fondo rojo y la fotografía del cenachero, que se paseó por muchos establecimientos hosteleros y en donde se ponía de manifiesto esos vinos impresionantes de La Axarquía. Verdadera joya de la viticultura. Botellas embotelladas manualmente y que difícilmente se podían encontrar, aunque fueron el preludio del cambio que se produciría en 1997 con la incorporación de la tercera generación. Sus hijos Antonio, Juan y María Luisa Muñoz Anaya han sabido entender perfectamente el potencial de la moscatel de Alejandría y el terruño por donde se desarrolla.

La antigua bodega se ha transformado en un museo, que forma parte de varias rutas enoturísticas y suponen un acicate para entender la magia de estos vinos. En breve se construirá una sala de cata y una terraza para poder disfrutar del impresionante paisaje.

La otra bodega, la nueva, se encuentra ubicada justo a la entrada de Moclinejo. Una nave alberga los depósitos de aluminio en donde se transforma el mosto en vino. Un proceso que se inicia en las 4 hectáreas de viñedo de moscatel de Alejandría sobre unas pendientes impresionantes. Imposible de manipular mecánicamente y que solo el hombre es capaz de vendimiar mediante cajas de 20 kilos en donde se deposita de pie los racimos y se lleva al camino subiendo de lado la enorme pendiente. Su distribuidora Dimobe comercializa sus vinos por toda la provincia.

Bodegas Antonio Muñoz
Ctra. Almáchar s/n
Moclinejo (Málaga)
Telf. 952 400 594

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí