Cuaderno de Vinácora. Segunda semana de mayo 2018

0
78

55º Feria del viño do Ribeiro, Festival 17º Ribeira Sacra, Feria del vino Falset, D.O. Montsant, Cata del Vino de la Estación, Alimentaria, Gourmet, Madrid Fusión, etc., etc., etc., sin contar los innumerables concursos de catas para analizar el mejor vino dentro de su “especie”, perdón dentro de su categoría. Eventos, que a lo largo del año se van sucediendo a cientos por la geografía española con la colaboración de administraciones y demás organismos, pero con una finalidad muy discutible en algunos casos. ¿Dan prestigio a la bodega? ¿Venden más botellas? ¿Consiguen nuevos distribuidores y mercados nuevos?

Personalmente, considero que de todo un poco hay, como también hay que pagar ciertos peajes y compromisos y por supuesto, hay que distanciarse de aquellos eventos frikis, que en la viña del señor, todo hay.

La planificación de su programa de marketing de cada bodega es sustancial para obtener la mayor rentabilidad en cada evento, como lo es también en los Consejos Reguladores, que deben de priorizar su asistencia en aquellos nichos de negocios que demanden sus asociados.

Ya que hablamos de ferias tenemos que resaltar que el último Alimentaria  la Familia Torres presentó en sociedad  las variedades “ancestrales” recuperadas tras un trabajo de campo en tierras catalanas y que ahora se amplía a todo el territorio español.

Variedades como la Pirene, Forcada, Moneu, Querol y Goufaus ya empiezan a tener protagonismo y como manifestaron los Master of Wine Fernando Mora y Andreus Kubach, “estas variedades ancestrales recuperadas por la Familia Torres revolucionarán el vino español”.

No cabe ni la menor duda, que la personalidad de una comarca vitivinícola, región e incluso un país se fundamenta en gran medida por su variedad de uva. Está claro, que si esta variedad solo se da en un territorio es porque existe una armonía con su terroir.

Asi pues, enhorabuena a la Familia Torres y señores bodegueros olvidaros de eventos frikis. Por mucho que algunos quieran embaucaros.

Los cavas han dominado esta semana mis catas personales, pero también hay espacio para recomendar otras alternativas muy interesantes. Entre ellos destacamos:

  • Juvé&Camps Brut Reserva 2012, D.O. Cava
  • Mont-Ferrant brut Tradició, D.O. Cava
  • Bicicletas y Peces Chardonnay 2017, D.O. Somontano
  • Mineral del Montsant tinto 2016, D.O. Montsant
  • Luis Cañas crianza 2014, D.O.Ca. Rioja

 

TITIANA Brut Rosé 2012

D.O. Cava                                                                       Variedad de uva: 100% Pinot Noir                                 Bodega Titiana (Grupo Parxet)                                      Precio orientativo: 15 euros

Una añada predominantemente seca  durante su ciclo vegetativo aceleró su maduración y el resultado fué una vendimia escasa, pero sanitariamente perfecto. Titiana Brut Rosé 2012 es carnoso y muy elegante, algo marca de la casa. Un cava excelente para disfrutarlo a cualquier hora y armoniza con casi todo tipo de platos.

Cava de referencia, que pertenece también a un grupo de referencia como Parxet. Bodega familiar, que desde 1918 lleva elaborando grandes cavas, como el mencionado.

 

ENATE 234 CHARDONNAY 2017

D.O. Somontano                                                          Variedad de uva: 100% Chardonnay                             Bodega Enate                                                               Precio orientativo: 7,5 euros

Bodega de referencia en esta comarca vitivinícola, como su enólogo Jesús Artajona.  Su enorme variedad de vinos abarca todo un abanico de precios, pero lo que mejor les define es la calidad de sus vinos. Añada tras añada mantienen un nivel de excelente.

Enate 234 chardonnay 2017 es un vino afrutado, fresco y amplio. Una añada, que le brinda a este vino la posibilidad de disfrutarlo en los próximos años, ya que incluso ganará en matices, además su ajustado precio permite disfrutarlo asiduamente.

 

CARA NORD rosat 2017

D.O. Conca de Barberá                                            Variedad de uva: 100% Trepat                                Bodega Cara Nord                                                        Precio orientativo: 11 euros

Nuevo vino de esta joven bodega, fruto de una selección de viñas situadas a 800 metros de altitud de la variedad autóctona Trepat, que se encuentran en la cara norte de la sierra de Prades.

De color  rosa pálido dentro de una botella muy original con tapón de cristal, Cara Nord rosat 2017 es un vino limpio y transparente. Sujestivo y afrutado. Hablamos de un vino con una larga proyección, que dará que hablar. Solo le hace falta tiempo y futuras añadas que certifiquen su calidad, aquella que hemos disfrutado con este 2017.

 

RAMÓN BILBAO reserva 2012

D.O. Ca. Rioja                                                          Variedad de uva: 90% Tempranillo, 5% Mazuelo y 5% Graciano                                                                     Bodega Ramón Bilbao (Grupo Diego  Zamora)              Precio orientativo: 11 euros

Bodega con casi un siglo de vida y que en 1999 al incorporarse al grupo Diego Zamora no solo mejoró su posicionamiento a nivel mundial, sino que la calidad de sus vinos ha ido a más. Un ejemplo es este Ramón Bilbao reserva 2012, al que ahuguramos muchos años de vida dentro de la botella y que al catarlo encontramos esa compeljidad y elegancia de los grandes vinos riojanos. Persistente, equilibrado es un vino de coupage que necesita un buen plato de carne roja o un guiso para dimensionar su enorme potencial. Sin duda alguna, un Rioja, que mantiene la tradición de esta comarca, pero con unos toques de modernidad, que asombra. Ahora se encuentra en el mercado la añada 2013, pero si encuentra este 2012 no lo dude. Le sorprenderá.

 

ALBRET La viña de mi madre reserva 2012

D.O. Navarra                                                               Variedad de uva: 95% Cabernet Sauvignon y 5% Merlot                                                                         Bodegas Finca Albret (Grupo Príncipe de Viana)           Precio orientativo: 26 euros

Elaborado con las uvas de un único viñedo de 3 hectáreas, propiedad de la madre del enólogo de la bodega, se nos presenta este vino, Albret La viña de mi madre, reserva 2012, que se nos antoja, que va un poco más allá de un vino de autor, ya que además, por razones obvias hay mucho sentimiento detrás.

Estamos en verdad, ante un gran vino tinto al que le pesa como siempre la fuerza de los tintos de su vecina Rioja, aunque los navarros llevan unos años sacando pecho de sus tintos y blancos, algo que me parece genial porque también aquí saben elaborar grandísimas propuestas y un ejemplo es éste Albret La viña de mi madre reserva 2012. Por cierto con un ternasco aragonés armonizó estupendamente en mi cata.

 

R.G.Q.

Compartir

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí