Cuaderno de vinácora, segunda semana de octubre 2018

0
1047

En una ponencia sobre “Recorrido por los grandes ríos vitivinícolas del mundo” presentada por el Master of Wine aragonés, español Fernando Mora y Amaya Cervera (periodista) hacían un repaso por los grandes vinos del mundo, que han dado prestigio mundial a los vinos elaborados por las viñas que rodean sus cuencas. Ríos como el Garona en Burdeos, Ródano en Borgoña, Napa, Mosela en donde nace la primera clasificación del vino, el Rhin, por supuesto el río Duero han contribuído significativamente en la personalidad de “sus vinos”. Todo eso es verdad, pero habría que aclarar entonces dos cuestiones. La primera y fundamental es que el agua es fuente de vida y desde que el hombre convive en el mundo, siempre se ha asentado junto al cauce de un río, lago o mar, océano. También ese asentamiento viene aparejado el cultivo de la tierra, sea vid, cereales, verduras, etc.

Por otro lado, cualquier accidente geográfico genera un microclima, que influye en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Una cordillera, un valle, una montaña. Todo incide, sin contar el terroir, que se merece un capítulo aparte. Dicho esto, elevar el cauce de un río, como se pretendía en esta ponencia, como generador de grandes vinos, suena muy bien, pero es el hombre, el conjunto de personas, que habitan un territorio los que realmente saben y deben interpretar el comportamiento de la vid en ese espacio. En definitiva es la simbiósis del hombre, con el terroir, el clima y los aportes del entorno, como el agua y accidente geográficos los responsables de la calidad de un vino.

Si ahora queremos enfocar el prestigio de una zona por la cercanía del río, que lo rodea, personalmente me parece un análisis simple o de márketing puro.

Seguimos en la brecha asistiendo los movimientos de compra-venta de bodegas, siendo una de las más llamativas la adquisición de Bodega Torres de Anguix en la D.O. Ribera del Duero por el grupo Juvé&Camps. Lo más llamativo de estos movimientos es que, a diferencia de la época del boom inmobiliario, en donde muchos empresarios de la construcción y empresa auxiliar se lanzaron a la compra y construcción de bodegas, ahora son los propios bodegueros, eso si, con recursos los que princialmente están por la labor, de ampliar su horizonte empresarial con estas adquisiciones. Algo muy positivo, porque en cierta medida garantiza su continuidad. Ahora bien, sea quien sea el nuevo propietario, sí puede haber un profundo cambio en los proveedores y sobre todo en la red comercial. De cualquier manera, esto demuestra el excelente momento en que se encuentra el sector bodeguero español.

Mis vinos más relevantes de aquellos que hemos catado esta semana son los siguientes:

  • Masia La Sala Blanco 2016, D.O. Penedés
  • Fransola 2017, D.O. Penedés
  • Celeste reserva 2014, D.O. Ribera del Duero
  • Titiana Montealegre 2008, D.O. Cava
  • Parxet brut nature 2013, D.O. Cava

 

PAZO DE RUBIANES García Caamaño 2015

D.O. Rías Baixas

Variedad de uva: 100% Albariño

Bodega Pazo de Rubianes

Precio orientativo: 22 euros

Dicen que un Caamaño fué Gobernador de Galicia en tiempos de los Suevos en el año 453, cuando aún probablemente no habría ni viñas, ni vino. Lo que si es cierto es que la estirpe familiar siempre ha acompañado estas tierras y como no el Pazo de Rubianes. Un lugar encantador cerca de Villagarcía de Arousa en donde se elabora lo que muchos llaman “el Albariño de las Camelias” por la colección más importante de España de este género vegetal que cohabita con las 25 hectáreas de viñedo, que dispone el pazo para elaborar vinos con una profunda personalidad.

Fíjense la grandeza de los vinos de este pazo, que la añada 2017 se les otorgó la consideración de ser el mejor Albariño de las Rías Baixas.

Pazo de Rubianes García de Caamaño 2015 es ese vino que nos demuestra la tremenda grandeza a donde nos puede llegar un Albariño de las Rías Baixas. Sobre mosto lágrima y una crianza sobre lías nos aparece un vino con registros de fruta y toques cítricos muy bien integrados.

Pazo de Rubianes García de Caamaño 2015 es un vino excelente, que demuestra la fortaleza de los albariños de las Rías Baixas, para situarse entre los grandes blancos del mundo.

 

RENÉ BARBIER Cabernet Sauvignon 2015

D.O. Catalunya

Variedad de uva: 100% Cabernet Sauvignon

Bodega René Barbier (Grupo Freixenet)

Precio orientativo: 8 euros

Nueva imágen del vino René Barbier Cabernet Sauvignon, perteneciente a la gama selección de la bodega, aunque permanece inalterable la calidad de su vino. Sin duda alguna los monovarietales catalanes, sobre todo en la comarca del Penedés de esta variedad de uva francesa son francamente interesantes. René Barbier como marca lleva muchos años en el mercado, incluso se ha posicionado en otra denominación de origen, pero hay que reconocer, que su relación calidad/precio es excelente.

René Barbier Cabernet Sauvignon 2015 es un vino sabroso, con unos taninos suaves y perfectamente integrados. Un vino honesto y versátil, que puede armonizar, como acompañar en cualquier momento del día. Sea para chatear, almorzar o compartir una agradable tertulia.

 

TITIANA Brut Pansa Blanca 2013

D.O. Cava

Variedad de uva: 100% Pansa Blanca

Bodega Titiana (Grupo Glevaestate)

Precio orientativo: 14 euros

Esta variedad de uva, la Pansa Blanca, junto con la Macabeo y la Parellada, son las variedades autóctonas catalanas con las que pueden elaborarse interesantes y magníficos cavas. Titiana Brut Pansa Blanca 2013 es una interesante propuesta del grupo Glevaestate, que han sido capaces de entender muy bien a esta uva. Fresco, con un punto carbónico interesante, recuerdos a manzana golden, frutos secos y una marcada acidez son los elementos que distinguen a este cava.

Desde luego, Titiana brut Pansa Blanca 2013 es una acertada propuesta, que personalmente lo disfrutaría durante un almuerzo, acompañando a carnes rojas, guisos y ensaladas con aliño especial.

 

THINK PINK rosado 2017

D.O. Ribera del Duero

Vriedad de uva: 100% Tempranillo

Bodega Viña Vilano

Este peculiar rosado nació con la añada anterior y el objetivo de la bodega era cautivar a la gente joven con una propuesta ideal para disfrutarlo en las noches veraniegas.

Un curioso rosado maceración carbónica elaborado mediante criomaceración de racimos enteros en cámara frigorífica, que luego pasan por un prensado rápido y directo. A partir de uvas tintas de Tempranillo se obtienen un mosto muy pálido, que se elabora como un vino blanco.

Nosotros lo hemos traído al comienzo de este otoño, porque no ha perdido su atractivo y es una respuesta adecuada para acompañar ensaladas y platos a la plancha.

Los afortunados, como yo que vivimos junto al mar, Think Pink rosado 2017 se expresa ahora mejor que en verano y es el compañero adecuado para disfrutarlo en una terraza picoteando platos calientes.

 

61 DORADO

D.O. Rueda

Variedad de uva: Palomino y Verdejo

Bodega Cuatro Rayas

Precio orientativo: 8 euros

Durante décadas en Rueda se elaboraban grandes vinos generosos. 61 Dorado es tal vez, el vino con más solera de la D.O. Rueda. Bodegas Cuatro Rayas empezó en el año 1950 elaborando este generoso con esta misma marca, que este año no solo ha renovado su imágen, sino también este año ha ganado el Bacchus de oro.

61 Dorado es un generoso que nace de barricas madre de los años cuarenta. Estamos ante una excelente oportunidad de reivindicar la calidad y elegancia de estos grandes vinos españoles.

 

R.G.Q.

Compartir

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí