Las trufas son un género de hongos de la familia Tuberaceae, que sirve para realzar de una manera espectacular aromas y sabores. Capaz de llevar a la categoría más suprema de la gastronomía un simple plato de huevos fritos, muchos restaurantes de prestigio mundial la miman y la usan para la elaboración de sus más reconocidas escenificaciones culinarias.

En la provincia de Soria se cultiva la trufa negra (Tuber melanosporum). Un producto que orientativamente actualmente se vende a 800 euros el kilo. Presenta una relación simbiótica con la encina, un árbol que representa la mayor parte de la superficie forestal de esta preciosa provincia de Castilla León, en donde es susceptible de reproducirse en las 115.000 hectáreas de montes de Soria.

Consciente de ello y de la tremenda demanda de la trufa negra de Soria en muchos lugares del mundo, y siendo además un producto ecológico 100% y tremendamente compatible con el medio ambiente, el gobierno de la Comunidad de Castilla León, la Diputación de Soria y el propio ayuntamiento de la capital de la provincia están realizando un gran esfuerzo en el cultivo y difusión de este “oro negro”, que de forma casi natural brota de este paisaje tan bello, como nos ofrece Soria.

Dentro del programa de promoción y difusión de la Trufa negra recientemente se ha celebrado el proyecto denominado “Cocinando con trufa”; un concurso de carácter internacional en donde se ha reunido a chefs de 24 países de los sitios más lejanos como Corea del Sur, Islas Caimán, Suiza, Malasia, Italia, Argentina y por supuesto España. El jurado iba acorde a este magnífico evento contando con la asistencia de personas tan mediáticas como el chef peruano Mitsuharu Tsumura, artífice de la cocina Nikkei peruana, el periodista indú Sanjeev Kapoor, el chef francés Akrame Benallal y así hasta 24 personas con un currículum envidiable en el mundo de la gastronomía.

Durante este evento hemos podido disfrutar de platos como el Abalón braseado con trufa, dashi y risotto de trigo, las vieiras con emulsión de mantequilla y trufa negra, la carne seca de wagyu con mantequilla de trufa o el de los ganadores, los italianos Marco Acquaroli y Giogia Loda, que nos deleitaron con un filete de ternera Rossini con trufa negra y el siguiente plato: Ravioli ricotta y trufa negra.

En definitiva, una brillante idea apoyada por las administraciones antes mencionadas, que ha tenido una brillante repercusión internacional gracias a Esmeralda Capel, que ha conseguido reunir a importantes periodistas italianos, mejicanos, ingleses y españoles entre otros países. Una brillante iniciativa que seguro tendrá continuidad en los años venideros.

R.G.Q.

Compartir

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí