D.O. CATALUNYA

0
1418

La regionalización de una denominación de origen es un concepto relativamente nuevo. Los hay que están a favor poniendo el hincapié en la flexibilización en la elaboración del vino, la universalización prácticamente de las variedades de uva, los coupages, etc. que permite al equipo enológico una mayor creatividad y abanicos de propuestas frente al corsé de las denominaciones de origen tradicionales. Los hay también que se postulan en contra argumentando la carga política, que ha conllevado su creación y no solo nos referimos a la D.O. Catalunya, sino también a los denominados Vinos de la Tierra de Castilla y León, Extremadura o Cádiz, etc. en donde se cuestiona la síntesis de las denominaciones de origen como el clima, terruño, variedades autóctonas o autorizadas, que marcan la impronta de sus vinos.

Al margen de estos debates que conllevaría a un pugilismo en cada uno de sus postulados, lo que si resaltamos son los resultados y un ejemplo de éxito, buen hacer, calidad y proyección nacional e internacional la D.O. Catalunya es todo un ejemplo.

Una Denominación de Origen relativamente joven. Nace en el año 1999 compartiendo espacio con una decena de denominaciones más que hay en Cataluña. Cerca de 40.009 hectáreas de viñedos repartidos en 426 términos municipales dan fe de su éxito y del interés por adherirse a la D.O. Catalunya por parte de muchísimos viticultores y bodegas.

La creatividad, el trabajo y por supuesto la calidad son las bases para que los números funcionen; 43,9 millones de botellas salieron al mercado en el año 2022. Me pregunto: ¿Cuántas denominaciones de origen españolas pueden presumir de este resultado?.

También podemos constatar, que gracias a su creación otras DO como la del Penedés ha tenido que reinventarse. Son varias las marcas y por consiguientes contraetiquetas vendidas, que “emigraron” a la D.O. Catalunya. Creatividad y paleta de variedades; se autorizan en la DO Catalunya hasta 36 variedades distintas, incluido los coupages porcentuales amplios son tal vez la respuesta.

El trabajo del Consejo Regulador, cuyo presidente es el repetidor Xavier Pié Dols, por eso de haber sido reelegido son los responsables de estas cifras tan envidiables.

La zonificación es posiblemente una de sus patas por pegar en esta enorme extensión. Cuando por ejemplo la DO Montsant esta desarrollando un arduo trabajo al respecto como elemento diferenciador.

La marca Catalunya/Cataluña ayuda muchísimo a su proyección exterior el 53% de lo que venden van a mercados como el Reino Unido y estados miembros de la UE, así como Méjico y los Estados Unidos. El mercado nacional consecuentemente el 47% de esos millones de botellas antes mencionado. Luego Promoción, calidad y mantenimiento de la imagen son tal vez las bases del trabajo intenso, que esta desarrollando desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Catalunya.

En las próximas semanas desgranaremos desde las páginas de solwines.es de algunas novedades, que puedan aparecer de la DO Catalunya.

Ricardo G.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí