La Garnacha de Toro.

0
2206

Seguramente para muchas personas identificar la variedad de uva Garnacha dentro de la comarca vitivinícola de Toro, sería algo, posiblemente fruto de un error. El arraigo de la Tinta de Toro con su comarca es tan grande, que resulta dificil interpretar otra cosa. Bien, pues la realidad es la que es y el propio consejo regulador de la D.O. Toro, no solo la reconoce, sino que manifiesta, ciertas verdades, que colisionan con los estereotipos que nos han inculcado durante muchos años.

La D.O. Toro reconoce que la variedad de uva Tinta de Toro, uva autóctona por excelencia, la trajeron los romanos en el año 210 a.C. como también la viticultura por toda la cuenca del Duero, pero el Tinto Aragonés, como se ha llamado a la variedad de uva Garnacha fueron los fenicios, quienes se lo transmitieron a los romanos y se mezclaba con miel.

No es cuestión ahora de hacer un análisis pormenorizado de la historia, pero al menos, la propia D.O. Toro reconoce como mínimo, que ambas variedades de uva convivieron en paz y armonía por estas tierras castellanas. Una, la Garnacha del mediterráneo, y la otra, Tinta de Toro de ascendencia desconocida.

En los años 1990, la Junta de Castilla León se ve inmersa en un plan de selección clonal y sanitaria de la vid, rescatando y multiplicando las variedades autóctonas de la Comunidad, entre ellas la Tinta de Toro, que goza de su número de clon correspondiente. Desgraciadamente, la Garnacha de Toro con más de 2.000 años de historia gozó de poca consideración.

Llegamos a principios del siglo XXI y dos apasionados del vino, el Master of Wine Pedro Ballesteros, y el Ingeniero Agrónomo y Enólogo Javier Rodriguez, unen criterios y con mucho esfuerzo y dedicación, en pequeñas fincas en suelos arenosos a 740 metros de altitud han conseguido elaborar el primer vino 100% Garnacha de la D.O. Toro. Nos referimos a Las Tierras, Pedro Ballesteros&Javier Rodríguez, Garnacha. Un vino excepcional, por calidad, por trabajo y por seña de identidad.

Curiosamente en tan solo dos años de intenso curro, estos dos “locos de la colina” han conseguido concitar el interés de otros bodegueros de la zona y también que la cotización de la variedad de uva Garnacha se nivele a la Tinta de Toro.

Aqui no se pretende apartar a la maravillosa Tinta de Toro. El que lo piense se equivoca. Aqui se trata de cohabitar dos variedades, que tanto han contribuído a engrandecer los vinos españoles en el mundo. Aqui se trata de ampliar el patrominio vinícola de la D.O. Toro y poder diseñar otros vinos.

Javier Rodríguez está realizando un trabajo excepcional, lo mismo, que Pedro Ballesteros. Aquellos afortunados, como Solwines, que asistimos a su cata magistral en la primera edición del Duero International Wine Fest, podemos afirmar que los vinos de la bodega Rodríguez Sanzo en Toro son dignos de tener en cuenta y su 100% Garnacha de Toro todo un hallazgo.

 

R.G.Q.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí