BODEGA MOROSANTO, D.O. MÁLAGA

0
1309

A principios de este siglo en la comarca malagueña de Ronda y en menor medida en la antequerana aparecieron muchos proyectos bodegueros, que desgraciadamente cumpliendo ya casi dos décadas o han desaparecido, o sobreviven a duras penas. Me recuerda a algo parecido a lo que le pasó a la D.O. Somontano en los años 90 con la incursión de las bodegas jerezanas González Byass en Huesca, adquiriendo Bodegas Viñas del Vero o el Grupo Barbadillo con la compra de bodegas Pirineos. Dos exitosos proyectos a día de hoy frente a fiascos sonoros como: Laus, hoy en manos de un grupo maño, Olvena ya desaparecida o Bodegas Irius, hoy Sommos en manos de empresarios catalanes.

Bodegas Morosanto es un ejemplo de un proyecto vitivinícola en la Serranía de Ronda serio, junto a una concepción enoturístico y empresarial profesional. Esta fusión posiblemente sean las claves de su éxito y a día de hoy un ejemplo a seguir en Málaga.

Todo empezó en el año 2005. Un sueño echo realidad, cuando el empresario Miguel Ángel Céspedes quiso desarrollar su bodega, pero con los pies en el suelo: buscando su rentabilidad a un plazo razonable; y ya que hablamos de suelo. Estuvo buscando fincas pateando muchas propuestas hasta que se enamoró de la Finca Morosanto, en la pedanía de la Cimada (Ronda).

El primer paso se había dado, ahora tocaba plantar viñas y construir la bodega en donde, durante las obras encontraron restos arqueológicos, que daban testimonio del pasado romano por esas tierras. Un lagar y un natatio (habitaciones de la villa esclavista del siglo I al V), que hoy en día se puede comprobar y forma parte del atractivo de la bodega. No obstante, además de incrementar los costes de ejecución del proyecto, también retrasó un año el resultado de la primera vendimia, que fué la del  2010 teniendose que elaborar en una bodega “amiga”.

Con las primeras cosechas se elaboró un blanco, un rosado y dos tintos: Lucio y Lunera. Éste último galardonado por la Diputación de Málaga, como el mejor vino tinto malagueño en su categoría y supuso ser el vino representativo del ente supramunicipal.

Posteriormente, apareció posiblemente el vino más comercial de Bodegas Morosanto; El Buen Puntito y finalmente la colección Los Céspedes, que suponen lo mejor. Los premiun de Morosanto.

A Miguel Ángel Céspedes le releva su hijo Antonio Céspedes Guerra. Un cambio generacional importante para la conducción exitosa de la bodega, eso sí. Sin olvidar de sus raíces.

Maria Dolores Sánchez es la enóloga. La responsable de cuidar y orquestar los vinos atesorados en sus 80 barricas y que dan pie a la producción de 80.000 botellas.

Los vinos de Bodegas Morosanto no solo son una recomendable alternativa para estas navidades, de los que hablaremos más adelante, cuando catemos alguna de sus propuestas en la fecha, sino también lo es la visita enoturística y cultural a sus instalaciones.

 

Bodega Morosanto

Ctra. Arriate- Setenil km. 3,5

La Cimada (Ronda)

 

Ricardo G.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí