GRANBAZÁN ETIQUETA VERDE 2019 Y FINCA MONCLOA 2017

0
2750

Siempre he manifestado que la primera charla alrededor de un almuerzo es el vino, que elegimos para acompañar los platos. Una incipiente conversación, que en muchos casos si las propuestas son acertadas, pueden derivar en una tertulia con final feliz.

Nosotros jugando a caballo ganador hemos elegido para esta ocasión dos propuestas, que bien se merecen esa tertulia y por ello nos queremos detener en estos dos interesantes y más que recomendables vinos.

  • GranBazán Etiqueta Verde 2019

Avalado por el premio Baco de Oro y por el certificado de Producto Vegano V-Label disfrutar de este vino, cuya marca nace practicamente en el año de la fundación de la bodega en 1980 ha marcado una trayectoria exitosa durante muchísimos años en las Rías Baixas, en donde gracias a Manuel Otero antiguo propietario de Agro de Bazán se produjeron momentos épicos en esta Denominación de Origen.

El Tanden Manuel Otero, GranBazán sirvió para poner en el mapa la calidad de los vinos de la D.O. Rías Baixas. Gran defensor de mantener los precios acorde a la calidad de estos vinos gallegos peleó en todas las reuniones del consejo regulador para que estos grandes albariños no cayeran en la tentación de languidecerse en politicas erróneas de “vender los albariños al precio que sea”. También fue pionero esta bodega en la contratación de personal técnico enológico para la elaboración de sus vinos, como el proceso de maceración en frío de sus vinos.

Los años no pasan en balde y Manuel cedió el testigo a otro gran empresario, el murciano Pedro Martinez, que recientemente tras una fuerte inversión para potenciar el enoturismo y otra no menos fuerte inversión en tecnología punta para la elaboración de grandes vinos albariños es la contiunuidad perfecta para que en las próximas décadas sigamos disfrutando de estos albariños de la D.O. Rías Baixas.

La Bodega se encuentra en la Finca Tremoedo rodeado de 14 hectáreas de viñedos viejos de más de 35 años. Un precioso edificio semienterrado de estilo indiano gallego en donde Pedro Martinez se ha propuesto elaborar grandes albariños, y un ejemplo es este GranBazán Etiqueta Verde 2019 complementandolo con un proyecto enoturistico y lugar de encuentro para grandes celebraciones de primer nivel.

Una vez puesto en contexto este interesante vino, ahora toca analizar nuestras sensaciones en nuestro almuerzo y rompiendo moldes empezaremos por el final. De siempre se dice que los blancos albariños armonizan con marisco, conservas naturales (mejillón, berberechos, zamburiñas, etc.), carnes blancas y quesos. Bien, todo esto es verdad, pero cuando tu propuesta es un GranBazán Etiqueta Verde 2019 en donde surge ese color característico de la variedad amarillo pajizo con reflejos limpios y brillantes con bordes de piel de limón. Una nariz intensa, notas herbáceas, fuerte presencia cítrica y salina de las tierras de Cambados influenciado por la Ría Arousana, y en boca aparece la personalidad potente de este vino elegante y untuoso, bien que nos atrevimos también con unas morcillas de Burgos y un plato de Fabes con almejas de Carril.

GranBazán Etiqueta Verde 2019 por su personalidad amplía enormemente la paleta de platos para armonizar. Un vino que seguro mejorará aún más en los próximos 4 años y no dude en adquirir alguna botella si tiene oportunidad.

  • Finca Moncloa 2017

Desde que tuve la oportunidad de disfrutar de la añada 2014 de este vino, el flechazo entre Finca Moncloa y mis preferencias en el mundo del vino se han ido acentuando cosecha tras cosecha, y sin duda alguna se encuentra entre los grandes vinos españoles que he tenido la oportunidad de catar a lo largo de mi extensa experiencia en el mundo del vino.

Finca Moncloa no es fruto de una afortunada  casualidad de González Byass, sino del trabajo, primero de documentación y recuperación, pues desde el siglo XIV hasta el XVII los vinos blancos y tintos del marco de Jerez eran demandados en el Reino Unido. De recuperación porque una de sus variedades de uva la Tintilla de Rota, que todo apunta es una mutación natural de la Graciano riojana  e incluso algunos apuntan a la Parraleta del somontano era la variedad de uva en donde en la zona de Rota se elaboraban tintos secos y dulces.

También está la investigación de los profesionales de González Byass, que desde el año 1972 en sus parcelas de experimentación en Jerez de la Frontera venían estudiando la recuperación de esta variedad de uva tan gaditana, que se encontraba al borde de la extinción.

Fué tanto el empeño de este gran grupo bodeguero en elaborar un vino tinto andaluz y gaditano de calidad, que ahora faltaba encontrar el lugar en donde implantar el viñedo y una nueva bodega. Dicho y hecho. Con la entrada del siglo XXI se inaugura Bodega Finca Moncloa en Arcos de la Frontera con 45 hectáreas de suelo próximo al pantano de Guadalcaucín. Un páramo en donde también se encuentra otra de las grandes bodegas elaboradoras de vinos tintos como los de Vicente Tarberner, que nos ha dejado no hace mucho tiempo por desgracia.

En un terreno arcilloso limosa se encuentra los viñedos de esta bodega posicionados, como no podía ser de otra manera mediante el sistema del aserpiado: preparación de la tierra para maximilizar la captación del agua de lluvia a base de crear barreras alrededor de las cepas. Un sistema por cierto muy asentado en el marco de Jerez. Así se optimiza al máximo el agua que recogen de la escorrentía de los terrenos de la propiedad, que se embalsan para en épocas de escacez de lluvia aportar el agua necesario a las cepas sin necesidad apenas de aplicar otros métodos más agresivos medioambientalmente.

Finalmente está el trabajo del enólogo Jose Manuel Pinedo, que ha culminado con la elaboración de uno de los grandes vinos, que hoy en día se puede disfrutar en España como es Finca Moncloa 2017.

Antes de contestualizar nuestra experiencia con este vino, no podemos olvidar mencionar, que Bodega Finca Moncloa, desde diciembre de 2014 forma parte de la asociación “Grandes Pagos de España” en donde solo pueden asociarse un selectísimo y pequeño grupo de bodegas, y en el que el sinónimo de calidad se transforma en una exigencia ineludible para poder integrarse en este reducido y selecto grupo.

Nuestro encuentro con Finca Moncloa 2017 sirvió para acompañar un atún de almadraba a la plancha y lo mismo un chuletón de vaca Retinta gaditana. Dos pruebas de fuego en donde la personalidad, dulzura y solidez del vino fué objeto de auténticos elogios por parte de unos comensales propensos a los Riojas y Riberas del Duero de postín.

El color cereza picota de este vino ya marcaba su talante. En nariz esos aromas a frutos rojos, las sutiles presencias balsámicas y recuerdos especiados con una noble madera pronosticaba, que lo excelente estaba por llegar con nuestro encuentro en boca. Un vino equilibrado, buena acidez, taninos pulidos y final largo. Atributos todos ellos, que lo expresan los grandes vinos.

La respuesta de Finca Moncloa 2017 ha sido excelente. Una vez más nos ha demostrado su gran calidad y el por qué González Byass con tiempo y mucha paciencia ha tenido que esperar hasta madurar este gran proyecto vitivinícola.

Por cierto, Finca Moncloa 2017 es un coupage de Tintilla de Rota, Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot y Petit Verdot. Un elenco de notas, que solo un enólogo de prestigio es capaz de transformalo un música en el paladar.

 

R.G.Q.

 

 

 

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí