EL PACTO 2016 Bodegas Hacienda López de Haro D.O.CA Rioja

0
1297

De nuestra vinoteca hemos elegido este vino El Pacto 2016 para compartirlo con unos amigos propietarios de un shusi bar, mejicano y cocina vegana, situados dentro del mercado San Luis de Estepona, para analizar este vino y de alguna manera interpretar sus valoraciones lejos del vocabulario que utilizamos los que, de alguna manera, estamos vinculados al mundo del vino. Tenemos que tener en cuenta, que lejos de tecnicísmos ellos son los compradores y su opinión es muy importante, como por supuesto, lo son la de todos los consumidores finales.

El Pacto.

Un nombre con una personalidad impresionante, perfectamente acompañado por una etiqueta que refleja mucho de lo que hay dentro de la botella. Antiguamente, por desgracia ahora en deshuso, un apretón de manos era suficiente para sellar un acuerdo. Mucho más importante que una firma delante de un notario.

Aqui en este vino “El Pacto” se refiere al lazo indisoluble entre el hombre, el viñedo y la naturaleza. La simbiosis entre esas tres conyunturas, que confluyen en este vino. También, se puede interpretar otra cuestión. El Pacto entre una mano curtida por el tiempo y otra más joven. Bien, lo cierto es que este vino se elabora con uvas de viejos viñedos ecológicos de más de 70 años situados en una de las zonas más significativas de La Rioja Alta, como es el municipio de San Vicente de la Sonsierra.

Luego tras una selección de los mejores racimos en bodega, el proceso de vinificación orquestado por Raúl Acha como director técnico y el enólogo Octavio Madurga termina de pulirlo, tras 14 meses de crianza en barrica.

De las cuatro sólitas patas, que asienta una gran silla ya hemos contado dos. Falta Ricardo Arambarri propietario y director del proyecto. Un joven empresario, que al igual que El Pacto, él simboliza la energía, dinamísmo y atrevimiento de la juventud con la sabiduría, conocimiento y estrategia, que solo lo da el paso del tiempo, para finalmente llegar a la “cuarta pata”; Isabel García Castellanos, directora de marketing. Aquella persona que insufla la creatividad y la chispa necesaria para que todo el equipo comercial se ilusione por el proyecto.

El Pacto 2016

Ya delante de diversos platos de la cocina mejicana (Yun Yun taco de corvina, Tacos al pastor de cerdo) de la cocina japo: Lioza de ternera, Niguiri de atún, Masumoto roll y de la cocina vegana, las mini hamburguesas de tofu, el Curry de Garbanzos con Quinoa o el Salmorejo de Remolacha y Fresa hemos observado, que a nadie les incomodó el maridaje.

De la cocina japo la elegancia y redondez del vino supo asimilarlo muy bien. De la cocina mejicana, con cierto toque picante el vino elevó su personalidad y de la cocina vegana se adaptó a las circunstancias.

Nuestros amigos decían: “Demasiado bueno para ser tan joven”. Una manifestación que interpreto como un vino equilibrado y redondo. “No viene el picor del alcohol” expresión que pudiera interpretarse en un vino bien integrado. “Mucho cuerpo para ser tan joven” ????

Gracias a David, Anselmo, Mayuri y Jose Antonio he podido comprender un poco más los conceptos, que a diario muchos consumidores practican en su vida cotidiana. El Pacto 2016 ha gustado mucho y salvo Anselmo los demás comprarían este vino.

El Pacto 2016

Ahora me toca a mi formular mis apreciaciones. Al romper en la copa observamos un vino violáceo con una tonalidad lo suficientemente alta como para pensar, una crianza en barricas nuevas.

En nariz con un ataque muy aromático, con recuerdos a frutas del bosque (mora y arándanos) y ciertos matices de cacao pasa en boca con esas mismas sensaciones. Corpulento y muy bien integrado por ciertos recuerdos avainillados de la barrica. Los taninos suaves y cremoso, que le confiere mucha elegancia.
Desde luego este vino tiene un “Pacto” conmigo y espero poder disponer de otras botellas para analizar su evolución en el tiempo, que pronostico que evolucionará positivamente por muchos años.

R.G.Q.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí