Bodega Albet I Noya, D.O. Penedés

0
1475
Albert y Noia Bodega

La historia de esta bodega se inicia y perdura en el tiempo con el ejemplo de superación y constancia de Joan Albet i Rovirosa, que llegó a Can Vendrell en el año 1903 con el encargo de la propiedad de replantar la viña con pies americanos reinjertadas con las variedades deseadas, después de la gran crisis originada por la enfermedad de la filoxera. Después, Joan Albet se quedó en la finca como encargado de las viñas; 210 hectáreas, de las que 90 eran viñedos.

Hoy con la cuarta generación coordinando los designios de esta bodega y ya propietarios de la misma se inicia un proyecto ecológico ambicioso tras el éxito alcanzado en los años 70 del siglo pasado con la venta al mercado danés de un vino de semejantes características. Actualmente 80,6 hectáreas de viñedo son ecológicos. Además, otros viñedos en donde la propiedad controla, asesora y compra la uva, también son ecológicas. Un proyecto pionero entonces y que muchos años más tarde familias como Juvé&Camps y la Familia Torres, también han seguido esta pauta ecológica, que va adquiriendo adeptos día tras día.

Otro de los compromisos asumido por esta familia e iniciado en el año 1998, impulsado por Josep M. y Toni Albet i Noya ha sido la recuperación de variedades prácticamente extintas de la comarca del Penedés y consideradas como autóctonas. Un proyecto, que empieza localizando dicha variedad e ir comprobando durante 5 cosechas su comportamiento a nivel de cultivo y vinificación. Para ello han creado una bodega específica para este estudio y después del primer trabajo, sobre 7 variedades tres de ellas han superado con satisfacción las expectativas: las blancas, Mariana Rión y Vidal, más la tinta Belat. Ahora se está a la espera que la administración homologue dichas variedades. Lo mismo esperan obtener del resultado de otras 7 variedades también en estudio.

Albet i Noya dispone de una bodega de corte modernista en Can Vendrell del año 1925 en donde alberga los principales trabajos de vinificación. La bodega de Xapallá se inauguró en el verano del 2004 y allí se encuentra el almacenaje climatizado de la sala de crianza y la nueva línea de embotellado mientras que la nueva bodega en la Era, que se inauguró en el año 2010, se vinifican por separado los vinos de gama alta.

La extensa gama de vinos blancos, rosados, tintos y espumosos dan cuenta del trabajo incesante de la familia en busca de las peculiaridades, especificidades y características singulares de cada vino. Eso sí, siempre con la firma de Albet i Noya.

R.G.Q.

 

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí