Después de finalizar una de las vendimias más temprana de la historia del somontano, se han cosechado 15,5 millones de kilo de uva recogida en las 32 bodegas y los 370 viticultores.

Las heladas de marzo y las condiciones climáticas registradas han supuesto un descenso del 16% con respecto al año anterior. Una situación casi generalizada no solo en el territorio español, sino también en los países europeos más productores de vino como Francia e Italia.

Si bien es cierto que la calidad de la uva es excelente la producción de vino agudizará mucho el ingenio de las bodegas para poder llegar a proveer de vino hasta final del año que viene.

Compartir

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí