Cuaderno de Vinácora. Primera semana de Octubre

0
38

Aquí me encuentro sentado delante de mi ordenador, ordenando mi desordenada memoria e intentando visualizar las enormes sensaciones que mis amigos bodegueros catalanes deben de estar pasando en estos momentos en que la expresión más radical de la política impera sobre el sentido común, la convivencia y la fraternidad.

Recuerdo aquel desafortunado pensamiento del Sr. Carles Rovira, que supuso un bajón de ventas del cava catalán, cuando me comentaba un bodeguero con sorpresa: “las botellas de mi cava se producen en Córdoba, el corcho es de Cáceres, la etiqueta de una imprenta de Madrid y el contenido de Villafranca del Penedés. ¿Cómo se puede marginar algo que es de todos?”

Qué razón tenía mi amigo. El vino no entiende de fronteras ni de política. Si está bueno, bueno es. Por eso y por mucho más, seguiré bebiendo y hablando de esos vinazos del Penedés, Priorato, Alella, Montsant, de esos cavas maravillosos de Cataluña, etc.

La sequía y el granizo del mes de abril han hecho estragos en la vendimia del 2017 y también lo hará en la del 2018 y para colmo estos politiquillos de tres al cuarto carentes de sentido de estado, estadistas inoperantes nos quieren “joder la marrana”.

Detrás de una botella de vino está el trabajo de muchas familias. Hombres y mujeres que han sabido vivir pacíficamente con su tierra. Entender el terroir y que fruto de ese entendimiento nace el vino.

Si en anteriores cuadernos de vinácora apostábamos por el vino de El Bierzo o de las Rías Baixas, después de esa granizada de primavera, ahora y más que nunca tenemos que apoyar al vino catalán.

Nadal dijo en Pekín sentirse con ganas de llorar ante la situación en Cataluña. Personalmente, comparto ese sentimiento, pero no entiendo las tibias respuestas de muchos de mis amigos bodegueros que han asistido durante meses esta deriva política tanto en la estatal como en lo autonómico y no han reaccionado.

Ahora solo resta esperar, que la cordura impere, que la ley sea nuestro buque insignia y que las partes se sienten a dialogar. El sector del vino lo agradecerá.

Los vinos que hemos elegido en esta semana se centran mucho en la zona de Castilla León. Fruto de la casualidad y también porque hemos disfrutado mucho de algunos de esos vinos, que cada vez sorprenden más.

Vinos recomendados:
– Pagos de Carraovejas cr. 2014, D.O. Ribera Duero
– José Oariente 2016, D.O. Rueda
– La Montesa cr. 2014 D.O. Rioja
– Tarimas Monas 2015 D.O. Alicante
– Enate Chardonnay 234 2016, D.O. Somontano

TILENUS 2012 GODELLOTilenus Godello 2012

D.O. Bierzo
Variedad de uva: 100% Godello
Bodegas Estefanía
Precio en vinotecas sobre 8,50 euros

Bodega que nació en 1999, cuando la familia Frías se decidió a recuperar una antigua lechería situada en la pedanía de Dehesas (León). En la actualidad y desde el año 2014, entra a formar parte de MGWines Group de fuerte implantación en la comunidad valenciana.

En estos momentos, Tilenus se encuentra en el mercado con la añada 2016, pero hemos recuperado esta otra, la del 2012, porque hemos constatado su enorme capacidad de guarda y su acentuada acidez a pesar del tiempo.

Tilenus 2012 Godello es la fiel imagen de un estupendo vino del Bierzo, que es más reconocido por sus tintos con la Mencía como buque insignia, que sus blancos, aunque la Godello últimamente se está poniendo de moda y en esta comarca evoluciona extraordinariamente.

CUATRO RAYAS 2016Cuatro Rayas 2016

D.O. Rueda
Variedad de uva: 100% Verdejo
Bodega cooperativa Agrícula Castellana
Precio en vinotecas sobre 4,50 euros

Este es el vino más representativo de esta bodega cooperativa, que maneja el 20% del vino de Rueda.

Cuatro Rayas 2016 representa también la verdadera esencia de la Verdejo. Aromas frutales y florales. Su amargor característico y esa persistencia que hace de Rueda uno de los mejores exponentes de los vinos blancos españoles.

Mi botella de Cuatro Rayas 2016 armonizó una fritura malagueña y un plato de salmonetes también frito. El resultado no podría ser más atractivo.

SEÑORÍO DE GARCI GRANDESeñorío de Garci Grande Verdejo 2016

D.O. Rueda
Variedad de uva: 100% Verdejo
Bodegas Garcigrande (Grupo Hispanobodegas)
Precio en vinotecas sobre 6 euros

Me sorprende cuando muchísimos aficionados se conforman con solicitar en un establecimiento un verdejo o un rueda, como si todos estuvieran cortados por el mismo patrón.

¿Se imaginan que hiciéramos lo mismo con un tempranillo, chardonnay o un cariñena?
Bodegas Garcigrande bajo la dirección del enólogo Rubén Sanz elabora este Señorío de Garci Grande con tal personalidad, que sería injusto definirlo como un verdejo de Rueda sin más. Es el trabajo excepcional de una bodega que ha sabido entender el terroir, la variedad e inculcarle un sello muy claro y diferenciador.

Señorío de Garci Grande 2016 expresa el potencial de la uva Verdejo como pocas bodegas de la zona han sabido conseguir.

ESTERO BLANCO 2015Estero Blanco 2015

Vinos de la Tierra de Cádiz
Variedad de uva: 100% Palomino Fino
Bodega William&Humbert
Precio en vinotecas sobre 3 euros

Histórica bodega fundada en el marco de Jerez en 1877, actualmente en manos de la familia Medina y 100% capital andaluz, que ha sabido dar una importante vuelta de tuerca a los vinos blancos de la Tierra de Cádiz, que usualmente se elaboraban con los restos de uva de Palomino Fino y salían unos vinos fáciles de beber y bastantes simplones.

En este caso, esta bodega jerezana ha elevado la calidad de su vino y nos presenta Estero Blanco 2015, como una alternativa fiable y creíble de un vino blanco gaditano con cierta garantía de calidad y a un precio insuperable.

En nuestro caso, lo armonizamos con una ensalada de pimientos rojos y unos chipirones a la plancha y créanme que el resultado fue de lo más gratificante.

IBIZKUS MONASTREL 2014Ibizkus Monastrell 2014

Vinos de la Tierra de Ibiza
Variedad de uva: 100% Monastrel
Bodegas Ibizkus Wine
Precio en vinotecas sobre 18 euros

Nos encontramos ante una comarca vitivinícola con importantes limitaciones de suelo, pero eso no es un obstáculo para encontrar joyitas o si lo prefieren vinos tan singulares como Ibizkus monastrel 2014. Un vino que nace de la inquietud de dos personas Laurent Frésard y Patrick Pierron, que arribaron a esta preciosa isla y adquirieron una pequeña bodega para elaborar vino de cepas muy antiguas. En la actualidad, Ibizkus Wine dispone de 15 hectáreas, siendo la segunda bodega en extensión de la isla y elabora vinos francamente interesantes.

Ibizkus Monastrel 2014 expresa una singular característica, influjo de la influencia marina que rodea al viñedo y la pervivencia desde hace muchos años de unas cepas arraigadas a su tierra. Nosotros con una tabla de embutidos aragoneses y una lubina a la espalda lo disfrutamos mucho.

R.G.Q.

Compartir

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí