Recuerdo la vez que estuve en esta bodega y la sensación que se respiraba nada más entrar era bien diferente a otras muchísimas que he sentido a lo largo de mis periplos bodegueros. Aquí nos encontrábamos con una parte importante de la tradición del albariño gallego y al mismo tiempo un halo de modernidad solamente explicable cuando disfrutamos de una copa de su Santiago Ruiz (entonces 2012).

A pie de calle nos atendió Rosa Ruiz, la imágen viva de la bodega e hija de Santiago, considerado por muchos como el padre del Albariño.

Bodegas Santiago Ruiz comienza su andadura en 1860 cuando el abuelo materno de esta saga de viticultores funda su propia bodega siendo uno de los primeros en elaborar y etiquetar vinos en Galicia. Posteriormente su hijo Santiago Ruiz y con 70 años, por consiguiente entonces “ya jubilado”, se convierte en verdadero embajador de los vinos de las Rías Baixas dando a conocer su vino por toda la geografía nacional.

De vuelta con Rosa entramos en un edificio del siglo XVII en donde vamos admirando a lo largo de un largo pasillo exterior innumerables utensilios tanto para el cultivo de la vid como otros menesteres como una embotelladora manual y un sinfín de aparejos preciosos para los que nos gusta el vino.

Al final vemos unas vides emparradas, que en su totalidad nos traslada a esa Galicia de postal, que tanto nos llega al corazón. En el año 2007 se construye a pie de viñedo la bodega de elaboración. Un verdadero ejemplo de modernidad y avanzada tecnología, que contrasta con las 38 hectáreas de viñedo de variedades autóctonas como la Albariño, Loureiro, Treixadura, Godello y Caíño Blanco, que tantas y tantas satisfacciones, como una merecida fama internacional, ha dado a las Rías Baixas.

La Albariño se caracteriza por racimos pequeños, maduración temprana y su gran riqueza aromática (manzanas, peras, chirimoya). De ella conseguimos vinos armoniosos con estructura y gran potencial de envejecimiento en botella.

Después de visitar lo que se supone fue la vivienda familiar y de vuelta a la primitiva casa de elaboración, en otro rincón aún por descubrir por nosotros se guardan los numerosos premios y reconocimiento a lo largo de los años que ha recibido esta bodega. Allí también se encuentran los álbumes de fotos en donde descubrimos muchísimos pasajes de épocas en donde ni tan siquiera habíamos nacido y que revelan el esplendor de estos vinos de Santiago Ruiz.

Catando la añada 2012 Rosa nos explica el origen del diseño de la etiqueta y que se lo “debemos a mi hermana Isabel, que el día de su boda dibujó este plano para que no se perdieran los invitados”. Una ocurrencia que su padre lo plasmó en la etiqueta de Santiago Ruiz.

A día de hoy, esta emblemática bodega pertenece al grupo bodeguero riojano Lan, que desde su adquisición siempre ha tenido claro que la historia debía continuar como empezó en 1860. Con pies firmes y generando tendencias.

Bodegas Santiago Ruiz
C/ San Miguel de Tabagón s/n
36770 O Rosal (Pontevedra)

R.G.Q.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí