Finalizado este Salón H&T 2017 celebrado en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga es hora de hacer un somero balance de lo que ha sido y de lo que esperemos será en la edición del 2018.

Como suele suceder siempre en todos los salones, a algunos les ha ido muy bien y volverán el año próximo; otros solamente buscan el contacto con sus clientes y durante unos días pueden desempeñar una labor de relaciones públicas. Sus objetivos se han cumplido y finalmente. Los menos, que se esperaban una mayor carga de clientes, buscarán otras alternativas. Por cierto, muy escasas con este formato en Málaga.

Por parte de la organización hay que felicitar el programa de actividades que gracias fundamentalmente a Makro ha servido de acicate para muchos estudiantes de hostelería, pero no tanto en el filtro de entrada en donde era relativamente fácil pasar al Salón, y frente a profesionales se acercaban los típicos gorrones de feria y en este caso muy acentuado.

H&T es el mayor salón en torno al mundo de la hostelería que se celebra en Málaga y por tanto hay que apoyarlo.

Como sugerencia para el 2018 hace falta un salón alternativo monográfico sobre el mundo del vino y demás espirituosos. Catas magistrales, cocktelería, etc.

También sería enriquecedor ponencias y debates sobre este mundo tan apasionante y que tantos turistas atrae a la Costa del Sol como es su gastronomía.

R.G.Q.

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí