La Garnacha es la uva autóctona aragonesa, que curiosamente se sitúa como la variedad de uva más plantada en el mundo. Su cultivo en Aragón se remonta más allá del año 1145, fecha en la que se tiene constancia escrita de su origen y su posterior expansión por Europa y luego por el mundo entero.

Garnacha, Bodegas Borsao y más tarde la D.O. Campo de Borja conforman un trío indisoluble, que nace en el año 1958 cuando un grupo de lugareños crean una cooperativa y compran una bodega ya en funcionamiento a un particular.

En 1981 sale la primera botella de esta cooperativa y justo 20 años después, con la adhesión de dos cooperativas más a este proyecto, una profunda apuesta por las nuevas tecnologías vitivinícolas, el estudio del terruño y una apuesta decidida por su imagen, se inicia en Bodegas Borsao la verdadera expansión para su reconocimiento nacional e internacional con una participación de todos sus asociados. Cuestión esta sorprendente, sobre todo en este tipo de cooperativas, que suelen caracterizarse por su conservadurismo.

El viñedo, sobre todo con la uva Garnacha de los 620 viticultores asociados a Borsao, se sitúa desde los 30 a los 50 años de media de edad. Un elemento que los distingue, aunque podemos encontrar cepas centenarias con bastante facilidad.

Bodegas Borsao elabora vinos sobradamente reconocidos como de los mejores que se ofrecen en España en cuanto a su relación calidad-precio.

Sus garnachas enamoran y todas sus etiquetas se presentan o bien como monovarietales como Tres Picos, Viña Borgía tinto y rosado o bien como variedad predominante como toda la gama Borsao, Berola o Bole.

La verdad es que todos los vinos de esta bodega mantiene un nivel de calidad muy alto, pero además para sorpresa de muchos sus precios son francamente competitivos.

Bodegas Borsao
C/ Capuchinos nº 10
50540 Borja (Zaragoza)

Dejar respuesta

Introduzca su cometnario
Por favor, ponga su nombre aquí